Országos Spanyol Nyelvû Vers- és Prózamondó Verseny

Aktuális

Versenyfelhívás

Versenyeredmények

Korábbi kötelezõ versek

Korábbi kötelezõ próza

2890 Tata
Tanoda tér 5.
   Tel: 34/587-560
   Fax: 34/487-844
eotvos@eotvos-tata.sulinet.hu

 

Korábbi versenyeken elhangzott versek

2015/2016. kötelezõ vers Leopoldo Lugones LAS HORAS DORADAS
2014/2015. kötelezõ vers Antonio Machado Soledades
2013/2014. kötelezõ vers Gustavo Adolfo Bécquer Rima IV
2012/2013. kötelezõ vers Alfonsina Storni Alma desnuda
2011/2012. kötelezõ próza    
2011/2012. kötelezõ vers Miguel Hernández ACEITUNEROS
2010/2011. 14 év alatti Gloria Fuertes Cómo se dibuja un elefante
2010/2011. 14 év feletti Dulce María Loynaz EL AMOR INDECISO
2009/2010. 14 év alatti María Elena Walsh La vaca estudiosa
2009/2010. 14 év feletti Gerardo Diego La despedida
2008/2009. 14 év alatti
MAR PAVÓN !QUIERO BOCATA DE CUENTO!
2008/2009. 14 év feletti
ANDRÉS ELOY BLANCO RENUNCIA
2007/2008. 14 év alatti
2007/2008. 14 év feletti
2006/2007. 14 év alatti
Gloria Fuertes
2006/2007. 14 év feletti
FEDERICO GARCÍA LORCA
2005/2006. 14 év alatti
Carlos Reviejo
2005/2006. 14 év feletti
Antonio Machado
2004/2005. 14 év alatti
2004/2005. 14 év feletti

Kötelezõ vers 2015/2016.

Leopoldo Lugones: LAS HORAS DORADAS


Cuatro bellezas tiene el año,
Cuatro bellezas como tú,
Que me enumera el bonzo extraño
Con su puntero de bambú.

Es la primera, al desperezo
De un amor todavía leve,
La temprana flor del cerezo
Que se mezcla a la última nieve.

La segunda es el sol del estío,
Que en el kaki de fuego y miel,
Pinta al amante desvarío
La mordedura dulce y cruel.

Cuando el amor se acendra en lloro
Y el otoño agobia la rama,
La tercera es la luna de oro
Sobre el lejano Fuziyama.

Y la belleza del invierno
Es el frío, el frío sutil
Que refugia en mi pecho tierno
Tus lentas manos de marfil.

Mas se equivoca el bonzo extraño
Con su doctrina y su bambú.
Cuatro bellezas tiene el año,
Pero ninguna como tú.

 

Leopoldo Lugones 

(Villa María del Río Seco, Argentina, 1874 - Buenos Aires, 1938) Poeta argentino. Hombre de vasta cultura, fue el máximo exponente del modernismo argentino y una de las figuras más influyentes de la literatura iberoamericana.

Pasó la niñez y la adolescencia en su tierra natal, y tras breve temporada en Santiago del Estero, se estableció en Buenos Aires en 1895. Trabajó en el diario El Tiempo y en 1897 fundó, con José Ingenieros, La Montaña, periódico socialista revolucionario. Tras algunos empleos menores, llegó a la dirección de la Biblioteca Nacional de Maestros. Hizo varios viajes a Europa y residió en París de 1911 a 1914. Colaboró en La Nación y obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1926. En 1928 fundó la Sociedad Argentina de Escritores. Su apoyo al golpe de Estado de 1930, la posterior desilusión que éste le produjo y quizás una profunda crisis sentimental lo llevaron a una depresión que culminó en su suicidio.

Es de destacar su particular evolución política. Se inició como un firme partidario de la ideología socialista, cuya introducción en Argentina se debe, en parte, a sus primeras soflamas políticas. Sin embargo, poco a poco fue retrocediendo hacia posturas más conservadoras: tras un breve período de adscripción al pensamiento liberal, se inclinó decididamente hacia la derecha y acabó convertido en uno de los principales valedores del fascismo argentino, sobre todo a partir de 1924, fecha en la que proclamó que había llegado "la hora de la espada". Seis años después, ya consagrado como una de las cabezas pensantes del movimiento reaccionario austral, colaboró activamente con el golpe de estado militar del general José Félix Uriburu (6 de septiembre de 1930).

Como poeta, Leopoldo Lugones irrumpió en el panorama literario argentino con el poemario   Los mundos   (1893), que pasó prácticamente inadvertido. Su encuentro con Rubén Darío, en Buenos Aires, en 1896, fue decisivo para reorientar la poesía de Lugones. El retoricismo de   Las montañas de oro   (1897) no tardó en ser sustituido por el tono irónico, extravagante e imaginativo de   Los crepúsculos del jardín   (1905) y   Lunario sentimental   (1909).

En ambos libros se respira una atmósfera refinada y decadente, plena de languidez y elegancia modernistas, dentro de una corriente estética claramente influida por la creación de Rubén Darío. Su estilo se distingue por su originalidad creadora, y la precisión y la belleza lírica de sus versos.

A partir de 1910 Leopoldo Lugones cambió de registro poético para centrarse en una exaltación de su tierra y sus gentes ( Odas seculares , 1910). Posteriormente, los asuntos cotidianos, vistos al trasluz de una rutina íntima, se convirtieron en el objeto de su siguiente entrega poética, titulada   El libro fiel   (1912), obra a la que siguieron otros poemarios como   El libro de los paisajes   (1917),   Las horas doradas (1922) y   Romancero   (1924). Al final de su trayectoria poética, Lugones se decantó por el cultivo de una poesía narrativa:   Poemas solariegos   (1927) y   Romances del Río Seco   (que vio la luz, póstumamente, en 1938).

(www.biografiasyvidas.com)

 

 

Kötelezõ vers 2014/2015.

Antonio Machado: Soledades

XI

Yo voy soñando caminos

de la tarde. !Las colinas

doradas, los verdes pinos,

las polvorientas encinas!...

?Adónde el camino irá?

Yo voy cantando, viajero

a lo largo del sendero...

—La tarde cayendo está—,

"En el corazón tenía

la espina de una pasión;

logré arrancármela un día:

ya no siento el corazón."

 

Y todo el campo un momento

se queda, mudo y sombrío,

meditando. Suena el viento

en los álamos del río.

 

La tarde más se obscurece;

y el camino que serpea

y débilmente blanquea,

se enturbia y desaparece.

 

Mi cantar vuelve a plañir:

"Aguda espina dorada,

quién te pudiera sentir

en el corazón clavada."

 

Antonio Machado

(Sevilla, 1875 - Collioure, 1939) Poeta español. Aunque influido por el modernismo y el simbolismo, su obra es expresión lírica del ideario de la Generación del 98. Hijo del folclorista Antonio Machado y Álvarez y hermano menor del también poeta Manuel Machado, pasó su infancia en Sevilla y en 1883 se instaló con su familia en Madrid.

Se formó en la Institución Libre de Enseñanza y en otros institutos madrileños. En 1899, durante un primer viaje a París, trabajó en la editorial Garnier, y posteriormente regresó a la capital francesa, donde entabló amistad con R. Darío. De vuelta a España frecuentó los ambientes literarios, donde conoció a J. R. Jiménez, R. del Valle-Inclán y M. de Unamuno.

En 1907 obtuvo la cátedra de francés en el instituto de Soria, cuidad en la que dos años después contrajo matrimonio con Leonor Izquierdo. En 1910 le fue concedida una pensión para estudiar filología en París durante un año, estancia que aprovechó para asistir a los cursos de filosofía de H. Bergson y Bédier en el College de France. Tras la muerte de su esposa, en 1912, pasó al instituto de Baeza.

Doctorado en filosofía y letras (1918), desempeñó su cátedra en Segovia y en 1928 fue elegido miembro de la Real Academia Española. Al comenzar la Guerra Civil se encontraba en Madrid, desde donde se trasladó con su madre y otros familiares al pueblo valenciano de Rocafort y luego a Barcelona. En enero de 1939 emprendió camino al exilio, pero la muerte lo sorprendió en el pueblecito francés de Colliure.

Obra:

Poesía

1903.- " Soledades: poesías "

1907.- " Soledades, galerías, otros poemas

1912.- " Campos de Castilla

1917.- " Páginas escogidas

1917.- " Poesías completas

1917.- " Poemas "

1918.- " Soledades y otras poesías

1919.- " Soledades, galerías y otros poemas

1924.- " Nuevas canciones

1928.- " Poesías completas  (1899-1925)" 

1933.- " Poesías completas  (1899-1930)"

1933.- " La tierra de Alvargonzález

1933.- " Poesías completas

1936.- " Juan de Mairena  (sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo)"

1937.- " La guerra  (1936-1937)" 

1937.- " Madrid: baluarte de nuestra guerra de independencia

1938.- " La tierra de Alvargonzález y Canciones del Alto Duero "


Teatro

1926.- " Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel "

1927.- " Juan de Maraña "

1928.- " Las adelfas "

1929.- " La Lola se va a los puertos "

1931.- " La prima Fernanda "

1932.- " La duquesa de Benamejí "

 

Kötelezõ vers 2013/2014.

Gustavo Adolfo Bécquer

Rima IV

No digáis que, agotado su tesoro,  
de asuntos falta, enmudeció la lira;  
podrá no haber poetas; pero siempre  
habrá poesía.  

Mientras las ondas de la luz al beso  
palpiten encendidas,  
mientras el sol las desgarradas nubes  
de fuego y oro vista,  
mientras el aire en su regazo lleve  
perfumes y armonías,  
mientras haya en el mundo primavera,  
!habrá poesía!  

Mientras la ciencia a descubrir no alcance  
las fuentes de la vida,  
y en el mar o en el cielo haya un abismo  
que al cálculo resista,  
mientras la humanidad siempre avanzando  
no sepa a dó camina,  
mientras haya un misterio para el hombre,  
!habrá poesía!  

Mientras se sienta que se ríe el alma,  
sin que los labios rían;  
mientras se llore, sin que el llanto acuda  
a nublar la pupila;  
mientras el corazón y la cabeza  
batallando prosigan,  
mientras haya esperanzas y recuerdos,  
!habrá poesía!  

Mientras haya unos ojos que reflejen  
los ojos que los miran,  
mientras responda el labio suspirando  
al labio que suspira,  
mientras sentirse puedan en un beso  
dos almas confundidas,  
mientras exista una mujer hermosa,  
!habrá poesía!

 

Kötelezõ vers 2012/2013.

Alfonsina Storni

Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos,

Alma desnuda que angustiada y sola

Va dejando sus pétalos dispersos.

 

Alma que puede ser una amapola,

Que puede ser un lirio, una violeta,

Un peñasco, una selva y una ola.

 

Alma que como el viento vaga inquieta

Y ruge cuando está sobre los mares,

Y duerme dulcemente en una grieta.

 

Alma que adora sobre sus altares,

Dioses que no se bajan a cegarla;

Alma que no conoce valladares.

 

Alma que fuera fácil dominarla

Con sólo un corazón que se partiera

Para en su sangre cálida regarla.

 

Alma que cuando está en la primavera

Dice al inviemo que demora: vuelve,

Caiga tu nieve sobre la pradera.

 

Alma que cuando nieva se disuelve

En tristezas, clamando por las rosas

Con que la primavera nos envuelve.

 

Alma que a ratos suelta mariposas

A campo abierto, sin fijar distancia,

Y les dice libad sobre las cosas.

 

Alma que ha de morir de una fragancia,

De un suspiro, de un verso en que se ruega,

Sin perder, a poderlo, su elegancia.

 

Alma que nada sabe y todo niega

Y negando lo bueno el bien propicia

Porque es negando como más se entrega,

 

Alma que suele haber como delicia

Palpar las almas, despreciar la huella,

Y sentir en la mano una caricia.

 

Alma que siempre disconforme de ella,

Como los vientos vaga, corre y gira;

Alma que sangra y sin cesar delira

Por ser el buque en marcha de la estrella.

 

Biografía

Alfonsina Storni Martignoni (Sala Capriasca, Suiza, 29 de mayo de 1892 – Mar del Plata, Argentina, 25 de octubre de 1938) fue una poeta y escritora argentina del modernismo.

Sus padres, duenos de una cervecería en San Juan, regresaron a Suiza en 1891. Y en 1896 volvieron a Argentina junto con Alfonsina, quien había nacido durante la estadía de la pareja en el país europeo. En San Juan concurrió al jardín de infantes y desarrolló la primera parte de su infancia. A principios del siglo XX la familia se mudó a Rosario, donde su madre fundó una escuela domiciliaria y su padre instaló un café cerca de la estación de ferrocarril Rosario Central. Alfonsina se desempenó como mesera en el negocio familiar, pero dado que este trabajo no le gustaba se independizó y consiguió empleo como actriz. Más tarde recorrería varias provincias en una gira teatral.

Storni ejerció como maestra en diferentes establecimientos educativos y escribió sus poesías y algunas obras de teatro durante este período. Su prosa es feminista, ya que busca en ella la igualdad entre el hombre y la mujer, y según la crítica, posee una originalidad que cambió el sentido de las letras de Latinoamérica. Otros dividen su obra en dos partes: una de corte romántico, que trata el tema desde el punto de vista erótico y sensual y muestra resentimiento hacia la figura del hombre, y una segunda etapa en la que deja de lado el erotismo y muestra el tema desde un punto de vista más abstracto y reflexivo. La crítica literaria, por su parte, clasifica en tardorrománticos a los textos editados entre los anos 1916 y 1925 y a partir de Ocre encuentra rasgos de vanguardismo y recursos como el antisoneto. Sus composiciones reflejan, además, la enfermedad que padeció durante gran parte de su vida y muestran la espera del punto final de su vida, expresándolo mediante el dolor, el miedo y otros sentimientos.

Fue diagnosticada con cáncer, del cual fue operada. A pedido de un medio periodístico se realizó un estudio de quirología, cuyo diagnóstico no fue acertado. Esto la deprimió, provocándole un cambio radical en su carácter y llevándola a descartar los tratamientos médicos para combatirla.

Se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres. Hay versiones románticas que dicen que se internó lentamente en el mar. Su cuerpo fue velado inicialmente en esa ciudad balnearia y finalmente en Buenos Aires. Actualmente sus restos se encuentran enterrados en el Cementerio de la Chacarita.

 

 

 

Kötelezõ vers 2011/2012.

Miguel Hernández

ACEITUNEROS

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ?quién,
quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el senor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Unidos al agua pura
y a los planetas unidos,
los tres dieron la hermosura
de los troncos retorcidos.

Levántate, olivo cano,
dijeron al pie del viento.
Y el olivo alzó una mano
poderosa de cimiento.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ?quién
amamantó los olivos?

Vuestra sangre, vuestra vida,
no la del explotador
que se enriqueció en la herida
generosa del sudor.

No la del terrateniente
que os sepultó en la pobreza,
que os pisoteó la frente,
que os redujo la cabeza.

Árboles que vuestro afán
consagró al centro del día
eran principio de un pan
que sólo el otro comía.

!Cuántos siglos de aceituna,
los pies y las manos presos,
sol a sol y luna a luna,
pesan sobre vuestros huesos!

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
pregunta mi alma: ?de quién,
de quién son estos olivos?

Jaén, levántate brava
sobre tus piedras lunares,
no vayas a ser esclava
con todos tus olivares.

Dentro de la claridad
del aceite y sus aromas,
indican tu libertad
la libertad de tus lomas.

 

Biografía de Miguel Hernández

Nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Alicante). Hijo de un pastor de cabras. Estudió en el colegio de los jesuitas aunque abandonó muy pronto para ganarse la vida como lechero y pastor, ya por entonces era un aficionado a la lectura sobre todo de la poesía clásica espanola. Estuvo interesado por el teatro y asistía a representaciones que se celebraban en la Casa del Pueblo de Orihuela, incluso llegó a participar en alguna de ellas. Publica algunos poemas en el periódico de Orihuela y la revista El Gallo Crisis. Formó parte de la tertulia literaria, en Orihuela, de Efrén Fenoll y Ramón Sijé del que fue gran amigo. En los anos 30 viaja a Madrid, busca trabajo pero, pese a sus esfuerzos, no lo consigue. Lleva sus versos al escritor Ernesto Giménez Caballero director de La Gaceta Literaria , una de las mejores revistas literarias del momento, pero no logra que se los publiquen. Publicó, esta vez en la revista Cruz y Raya, su auto sacramental Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras, fue colaborador de José María Cossio en Los toros y conoce a poetas como el chileno Pablo Neruda, y los espanoles Rafael Alberti, Luis Cernuda y otros. Se casó el ano 1937 con Josefina Manresa. Afiliado al Partido Comunista Espanol, durante la República tomó parte en las Misiones pedagógicas, intentando llevar la cultura a las zonas más deprimidas de Espana. Durante la Guerra Civil espanola se alistó en el ejército republicano y asistió al Congreso internacional de intelectuales antifascistas de 1937 en Valencia. Tras la guerra fue detenido en la frontera portuguesa. Condenado a pena de muerte, se le conmutó por la de treinta anos, la tubercolosis acabó con su vida el 28 de marzo de 1942 en el penal de Ocana en Toledo.

14 év alatti kötelezõ vers 2010/2011.

Gloria Fuertes

Cómo se dibuja un elefante

!Vamos a empezar!
El elefante
es muy interesante
para dibujar.

Su cuerpo es un corpachón
tamaño de camión;
grandes patas y orejas,
cuatro pelos en las cejas
y la trompa !Qué trompazo!
(Un elefante sin trompa
es como trenza sin lazo).

Descomunales colmillos
curvados como cuchillos.

Todo es grande (al fin y al cabo
tan solo tiene pequeños
los ojos y el rabo).

Arrugas en el pellejo
-aunque no es viejo-.

El elefante
elegante
músico
brillante,
toca la trompa
al instante.
El elegante elefante
lento y campante
ya está dibujado,
elegante elefante
toca la trompa al instante.

!Sólo nos falta que cante!
!El elefante!

 

Gloria Fuertes

Gloria Fuertes nació en 1918, en Lavapiés, un modesto barrio del Madrid antiguo. Su madre, costurera y sirvienta; su padre, bedel. Poco se sabe de su vida familiar, ya que la escritora siempre guardó celosamente su intimidad.

Su interés por las letras comenzó a la temprana edad de cinco años, cuando ya escribía y dibujaba sus propios cuentos.

Empezó a escribir versos a los catorce años, a los quince los leía en Radio España de Madrid y a los diecisiete dio forma a su primer libro de poemas, “Isla ignorada”, que fue publicado en 1950.

Aunque ella siempre se definió como "autodidacta y poéticamente desescolarizada", su nombre ya ha quedado ligado a dos movimientos literarios: la generación del 50 y el Postismo, grupo literario de posguerra al que se unió a finales de los 40 y del que formaban parte Carlos Edmundo de Ory, Eduardo Chicharro y Silvano Sernesi, y en el que también colaboraron Ángel Crespo y Francisco Nieva.

Del Postismo quedó para siempre en Gloria Fuertes una actitud poética desmitificadora por vía del humor; el humor en Gloria Fuertes es una forma crítica de deconstruir la realidad y descubrir la verdad de las cosas.

El antibelicismo y la protesta contra lo absurdo de la civilización consumista están presentes en su poesía, de forma categórica. Como ella misma declaró, "sin la tragedia de la guerra civil quizá nunca hubiera escrito poesía".

Como secuela de su experiencia bélica, la obra de Gloria Fuertes se caracteriza por la ironía con la que trata cuestiones tan universales como el amor, el dolor, la muerte o la soledad. Todo ello aderezado con curiosas metáforas y juegos lingüísticos llenos de encanto, frescura y sencillez, que dotan a sus poemas de una gran musicalidad y cadencia cercana al lenguaje oral.

En los años 50 inició una fulgurante carrera literaria que la llevó a obtener en 1961 una beca Fulbright para enseñar literatura española en la Universidad de Pennsylvania. A mediados de los años 70 colaboró activamente en diversos programas infantiles de TVE, siendo “Un globo, dos globos, tres globos” y “La cometa blanca” los que la convirtieron definitivamente en la poeta de los niños. Recibió en cinco ocasiones el Aro de Plata de TVE. A partir de estos años la actividad de Gloria Fuertes es imparable: lecturas, recitales, homenajes, siempre cerca de los niños, publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos.

Obtuvo algunos premios y accésit por sus cuentos y poemas. De su obra se destacan los libros «Poesía ignorada» 1950, «Aconsejo beber hilo» 1954, y «Poeta de guardia» 1980. Falleció en Madrid, el 27 de noviembre de 1998, víctima de un cáncer de pulmón.

 

14 év feletti kötelezõ vers 2010/2011.

Dulce María Loynaz

EL AMOR INDECISO

Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...
Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

Yo le digo al amor: -?Qué te trae a mi casa?
Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

Es un amor pequeño que perdió su camino:
Venía ya la noche... Y con la noche vino.

!Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...
?Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?...

?Qué deja ir o espera? ?Qué paisaje apretado
se le quedó en el fondo de los ojos cerrados?

Este amor nada dice... Este amor nada sabe:
Es del color del viento, de la huella que un ave

deja en el viento... -Amor semi-despierto, tienes
los ojos neblinosos aun de Lázaro... Vienes

de una sombra a otra sombra con los pasos trocados
de los ebrios, los locos... !Y los resucitados!

Extraño amor sin rumbo que me gana y me pierde,
que huele las naranjas y que las rosas muerde...,

Que todo lo confunde, lo deja... !Y no lo deja!
Que esconde estrellas nuevas en la ceniza vieja...

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe
que el mañana es tan sólo el hoy muerto... El cadáver

futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...
Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

 

DULCE MARÍA LOYNAZ

(1903 – 1997)

Nació en La Habana. Hija del general del Ejército Libertador Enrique Loynaz del Castillo y hermana del poeta Enrique Loynaz Muñoz. De joven estudió bajo tutores selectos sin tener que salir de su hogar. Publicó, a los diez y siete años, sus primeros poemas en La Nación, en 1920, año en el que también visita a los Estados Unidos y casi toda Europa.

En 1927 pasó los exámenes del doctorado en Derecho Civil, por la Universidad de la Habana, profesión que practicó, aunque a desganas, durante su vida adulta, pero que dejó de ejercer en 1961.

En 1950 publicó crónicas semanales en El País y Excélsior. También tiene colaboraciones en Social, Grafos, Diario de la Marina, El Mundo, Revista Cubana, Revista Bimestre Cubana, Orígenes.

Invitada por la Universidad de Salamanca, asistió a la celebración del V centenario del nacimiento de los Reyes Católicos (1953). Fue electa miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras en 1951, de la Academia Cubana de la Lengua en 1959 y de la Real Academia Española de la Lengua en 1968. Ha ofrecido conferencias y lecturas, tanto en Cuba, como en Hispanoamérica y en España.

Ha recibido muchos premios, entre los que podemos mencionar: Orden Carlos Manuel de Céspedes, Orden Félix Varela, Distinción por la Cultura Nacional y Medalla Alejo Carpentier (Cuba) y Orden de Alfonso X el Sabio (España). Fue galardonada con el Premio Nacional de la Literatura (1987), Premio de la Crítica (1991) y Premio Miguel de Cervantes (1992). Murió en la Habana en 1997.

14 év alatti kötelezõ vers 2009/2010.

María Elena Walsh

La vaca estudiosa

Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca.
Como era muy vieja,
muy vieja, estaba sorda de una oreja.
Y a pesar de que ya era abuela
un día quiso ir a la escuela.
Se puso unos zapatos rojos,
guantes de tul y un par de anteojos.
La vio la maestra asustada
y dijo: - estás equivocada.
Y la vaca le respondió:
?Por qué no puedo estudiar yo?
La vaca, vestida de blanco,
se acomodó en el primer banco.
Los chicos tirábamos tiza
y nos moríamos de risa.
La gente se fue muy curiosa
a ver a la vaca estudiosa.
La gente llegaba en camiones,
en bicicletas y en aviones.
Y como el bochinche aumentaba
en la escuela nadie estudiaba.
La vaca, de pie en un rincón,
rumiaba sola la lección.
Un día toditos los chicos
se convirtieron en borricos.
Y en ese lugar de Humahuacala
única sabia fue la vaca.

 

María Elena Walsh

Nació el 1 de febrero de 1930 en Ramos Mejía, suburbio de la ciudad de Buenos Aires. Finaliza sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, a los 17 anos, cuando escribió su primer libro : "Otono Imperdonable". Ya antes, en 1945, había publicado sus primeros versos en la revista "El hogar" y en el suplemento literario de "La Nación". Invitada por Juan Ramón Jiménez, viajó a los Estados Unidos en 1948. En 1952 partió hacia Europa, viviendo en Paris durante 4 anos. En esta época empieza a escribir versos para ninos. En 1959 escribe guiones para televisión, radios, canciones para ninos, y obras de teatro. Toda su rebeldía, su desencanto, su oposición, su amor a la naturaleza y a los ninos han quedado reflejados en numerosos poemas, novelas, cuentos, canciones, ensayos, y artículos periodísticos.

14 év feletti kötelezõ vers 2009/2010.

Gerardo Diego

La despedida

Aquel día  -estoy seguro-
me amaste con toda el alma.
Yo no sé por qué sería.
Tal vez porque me marchaba...

-Me vas a olvidar  -dijiste- .
Ay, tu ausencia será larga,
y ojos que no ven... Presente
Has de estar siempre en mi alma.

Ya lo verás cuando vuelva.
Te escribiré muchas cartas.
Adiós, adiós...  -Me entregaste
tu mano suave y rosada,

y, entre mis dedos, tu mano,
fría de emoción, temblaba.
...Sentí el roce de un anillo
como una promesa vaga...

Yo no me atreví a mirarte,
pero sin verte, notaba
que los ojos dulcemente
se te empanaban las lágrimas.

Me lo decía tu mano
en la mía abandonada,
y aquel estremecimiento
y aquel temblor de tu alma.

Ya nunca más me quisiste
como entonces, muda y pálida.
...Hacía apenas tres días
que eran novias nuestras almas.

 

Gerardo Diego

Poeta español nacido en Santander en 1896. 
Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Deusto y posteriormente en las de Salamanca y Madrid, donde se doctoró.
Fue catedrático de Lengua y Literatura en el Instituto de Soria, y sucesivamente enseñó la misma asignatura en los Institutos de Gijón, Santander y Madrid. Participó con Juan Larrea y Vicente Huidobro en el movimiento creacionista.
Obtuvo el Premio Cervantes de Literatura y fue miembro de la Real Academia de la Lengua hasta su muerte en 1987.
Su obra se inició en 1920 con «El romancero de la Novia », y continuó con numerosas publicaciones entre las que se destacan,  «Manual de Espumas» 1924, «Poemas Adrede» 1932, «Ángeles de Compostela» 1940, «Amor solo» 1958, «Nocturnos de Chopin» 1962, « La Fundación del Querer» 1970 y «Carmen Jubilar» 1973.

 

 

14 év alatti kötelezõ vers 2008/2009.

MAR PAVÓN

!QUIERO BOCATA DE CUENTO!

 

A papá lo quiero mucho,

por eso sobre él me siento

y al oído le susurro:

-Papá, ?me cuentas un cuento?

 

En seguida me pregunta:

-?Aquél de pan y pimiento...?

-!Ese no, que no me gusta

y además dura un momento!

 

Pero mi mueca de enfado

papá la borra de un beso

y me cuenta el cuento largo

de dos perritos y un hueso:

 

Uno solía comer migas;

el otro, pastel de queso

y se emperraron un día

por un hueso de gran peso.

 

Y la historia es tan tremenda

y yo escucho tan atento

que al acabar, de merienda,

!pido bocata de cuento!

 

 

 

14 év feletti kötelezõ vers 2008/2009.

ANDRÉS ELOY BLANCO

RENUNCIA

He renunciado a ti. No era posible.
Fueron vapores de la fantasía;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejanía.

Yo me quedé mirando como el río se iba
poniendo encinta de la estrella...
hundí mis manos hacia ella
y supe que la estrella estaba arriba...

He renunciado a ti, serenamente,
como renuncia a Dios el delincuente;
he renunciado a ti como el mendigo
que no se deja ver del viejo amigo;

como el que ve partir grandes navíos
con rumbo a hacia imposibles y ansiados continente;
como el perro que apaga sus amorosos bríos
cuando hay un perro grande que le ensena los dientes;

como el marino que renuncia al puerto
como el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el nino pobre ante el juguete caro.

He renunciado a ti, como renuncia
el loco a la palabra que su boca pronuncia;
como esos granujillas otonales,
con los ojos estáticos y las manos vacías,
que empanan su renuncia, soplando los cristales
en los escaparates de las confiterías...

He renunciado a ti, y a cada instante
renunciamos un poco de lo que antes quisimos
y al final, !cuántas veces el anhelo menguante
pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio düeno;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueno...

 

Kötelezõ vers 14 év alatt 2007/2008.

CARLOS REVIEJO

LA CANCIÓN DE LOS COCODRILOS

Si a viejo con dientes
tú quieres llegar,
sigue este consejo
que acaban de dar
sabios cocodrilos
de Madagascar,
del Nilo, del Congo,
del África Austral...

“En tres ocasiones
y a veces en más,
cuando hayas comido,
sin mucho tardar,
con pasta y cepillo
y el hilo dental,
con arte y paciencia
deberás limpiar
los dientes y muelas
sin refunfunar.
!Arriba y abajo!
!Delante y detrás!
Frotando con fuerza
cuidado tendrás
que no quede nada
que pueda danar.
Y después de esto,
para terminar,
tu boca, con agua,
tendrás que enjuagar”.

Con que ya lo sabes,
no lo dudes más,
sigue ese consejo
que gratis te dan
doctos cocodrilos
de Madagascar,
del Nilo, del Congo,
del África Austral...,
si a viejo con dientes
deseas llegar.

 

 

CARLOS REVIEJO

Carlos Emilio Reviejo Hernández, nace en el abulense pueblo de El Tiemblo un 29 de mayo de 1942.

Su infancia discurre entre recuerdos de juegos y de escuela, sin traumas ni saltos. Guarda un emocionado recuerdo de aquellos maestros de nuestro pueblo que le iniciaron en el bachillerato que, como interno, terminaría en el Colegio del Carmen de Arenas de San Pedro. Después vendrían los estudios de peritaje en Béjar y más tarde en Madrid, donde triunfarían sus deseos de hacerse maestro.

Luego, el povechoso peregrinaje a través de las tierras y sus hombres. El colegio Zumalacárregui y Aula Nueva en Madrid; más tarde Cornellá y el, para él inolvidable Guadalimar (Jaén), con sus suaves lomas moteadas de olivos, para, por último, retornar a la patria chica. Todos ellos, paisajes y personas, han dejado una profunda huella en él.

Ensenar y escribir son dos razones fundamentales en su vida. Su vocación poética se manifiesta muy temprano, desde los anos de internado, nostálgicos y llenos de ausencias.

Como fruto de su contacto con los ninos y la escuela aparecen sus libros: "Por los caminos", "Los cuentos del Arco iris", "Míster Ges y el Cárabo del Castanar", "Dragonalia", " Historias para leer en zapatillas", "Dragolandia", "Cuentos del Arca de Noé" ...

Sus primeros pasos literarios fueron en el campo de la poesía para adultos, que aún sigue cultivando, y entre cuyos títulos cabe destacar : "Desde aquí dentro" y "Como el aire que respiro".

Kötelezõ vers 14 év felett 2007/2008.

Pablo Neruda

ALTURAS DE MACCHU PICCHU – XII

Sube a nacer conmigo, hermano.

Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado.
No volverás del fondo de las rocas.
No volverás del tiempo subterráneo.
No volverá tu voz endurecida.
No volverán tus ojos taladrados.
Mírame desde el fondo de la tierra,
labrador, tejedor, pastor callado:
domador de guanacos tutelares:
albanil del andamio desafiado:
aguador de las lágrimas andinas:
joyero de los dedos machacados:
agricultor temblando en la semilla:
alfarero en tu greda derramado:
traed a la copa de esta nueva vida
vuestros viejos dolores enterrados.
Mostradme vuestra sangre y vuestro surco,
decidme: aquí fui castigado,
porque la joya no brilló o la tierra
no entregó a tiempo la piedra o el grano:
senaladme la piedra en que caísteis
y la madera en que os crucificaron,
encendedme los viejos pedernales,
las viejas lámparas, los látigos pegados
a través de los siglos en las llagas
y las hachas de brillo ensangrentado.
Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta.
A través de la tierra juntad todos
los silenciosos labios derramados
y desde el fondo habladme toda esta larga noche
como si yo estuviera con vosotros anclado,
contadme todo, cadena a cadena,
eslabón a eslabón, y paso a paso,
afilad los cuchillos que guardasteis,
ponedlos en mi pecho y en mi mano,
como un río de rayos amarillos,
como un río de tigres enterrados,
y dejadme llorar, horas, días, anos,
edades ciegas, siglos estelares.

Dadme el silencio, el agua, la esperanza.

Dadme la lucha, el hierro, los volcanes.

Apegadme los cuerpos como imanes.

Acudid a mis venas y a mi boca.

Hablad por mis palabras y mi sangre.

 

 

Kötelezõ vers 14 év alatt 2006/2007.

Gloria Fuertes

La historia de un perrito

Regalaron a los ninos
un cachorro de seis días.
El perrito casi no andaba ni veía.

Le criaron con biberón
y puré de salchichas,
pero no lo acariciaban,
le estrujaban,
le estrujaban. !qué paliza!

El perro a los ninos
les alegraba, les hacía ninerías.
Los ninos al perro
le hacían perrerías.

Creció el perro paso a paso,
y los ninos ya no le hacían caso.

Cuando la familia
se fue de vacaciones,
le abandonaron en la carretera
entre unos camiones.

Y dijo el perro ladrando en voz alta
(que quien lo escuche se asombre)
-Me dan ganas de dejar de ser
el mejor amigo del hombre.

Pasó días sin beber nada,
sin comer algo.
El perro cambió de raza,
parecía un galgo.
Le recogió un viejo mendigo.
Le dijo: -Voy a ser tu amigo,
te cortaré el flequillo
y serás mi lazarillo.

El perro movió el rabo,
estiró el hocico,
movió la nariz,
por primera vez fue feliz.

 

 

Elejére

Kötelezõ vers 14 év felett 2006/2007.

FEDERICO GARCÍA LORCA

ROMANCE DE LA PENA NEGRA

A José Navarro Pardo

Las piquetas de los gallos
cavan buscando la aurora,
cuando por el monte oscuro
baja Soledad Montoya.
Cobre amarillo, su carne,
huele a caballo y a sombra.
Yunques ahumados sus pechos,
gimen canciones redondas.
Soledad, ?por quién preguntas
sin compana y a estas horas?
Pregunte por quien pregunte,
dime: ?a ti qué se te importa?
Vengo a buscar lo que busco,
mi alegría y mi persona.
Soledad de mis pesares,
caballo que se desboca,
al fin encuentra la mar
y se lo tragan las olas.
No me recuerdes el mar,
que la pena negra, brota
en las tierras de aceituna
bajo el rumor de las hojas.
!Soledad, qué pena tienes!
!Qué pena tan lastimosa!

Lloras zumo de limón
agrio de espera y de boca.
!Qué pena tan grande! Corro
mi casa como una loca,
mis dos trenzas por el suelo,
de la cocina a la alcoba.
!Qué pena! Me estoy poniendo
de azabache carne y ropa.
!Ay, mis camisas de hilo!
!Ay, mis muslos de amapola!
Soledad: lava tu cuerpo
con agua de las alondras,
y deja tu corazón
en paz, Soledad Montoya.

           *

Por abajo canta el río:
volante de cielo y hojas.
Con flores de calabaza,
la nueva luz se corona.
!Oh pena de los gitanos!
Pena limpia y siempre sola.
!Oh pena de cauce oculto
y madrugada remota!

 

 

Elejére

Kötelezõ vers 14 év alatt 2005/2006.

Carlos Reviejo

Un cuento de mar

 

Allá en una isla
del mar de la Trola,
vivía una princesa
muy triste y muy sola.

Suspiraba llena
de melancolía,
pensando en que alguien
la salvara un día.

Una cierta tarde,
cuando paseaba,
ve un barco a lo lejos,
que a ella se acercaba.

Era el rey de Jauja
con un galeón,
de seda las velas
y de oro el timón.

-Bella princesita,
mi reino te doy.
Y ella le contesta:
-!Con usted no voy!

Pasaron mil fechas
en el calendario,
y un día en un yate
llega un millonario.

En el banco tiene
millones a cientos
y en la Costa Azul,
cien apartamentos.

Dice a la princesa:
-!Yo el mundo te doy!
Y ella le responde:
-!Pues aquí me estoy!

Más días pasaron
-tal vez anos fueron-
y llegó a la playa
un viejo velero.

Lo manda un pirata
que no tiene nada:
el día y la noche
y la mar salada…

-Como soy tan pobre,
yo nada te doy.
-!Pues por ser tan pobre,
Contigo me voy!

Y juntos se fueron
en aquel bajel,
por los siete mares
de luna de miel.

Y aquí acaba el cuento
del mar de la Trola
y de una princesa
que estaba muy sola.

 

Elejére

Kötelezõ vers 14 év felett 2005/2006.

Antonio Machado

Retrato

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte anos en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Manara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe alino indumentario—,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

Desdeno las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.

?Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.

Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me ensenó el secreto de la filantropía.

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

 

Elejére

Kötelezõ vers 14 év alatt 2004/2005.

Carmen Gil

LAS GAFAS DE LA JIRAFA

La jirafa Rafaela
usa gafas de su abuela,
porque desde allá arribota
no ve ni hache ni jota.

Creyó que un enorme pino
era un jirafo muy fino
que le iba a hacer la corte;
!vaya corte!

Que un erizo con un ano
era una esponja de bano
y se lavó en banador;
!qué dolor!

Que la serpiente Consuelo
era un lazo para el pelo
y la llevó en la cabeza;
!qué belleza!

Que un avestruz con sombrero
era un hermoso florero
y lo colocó de adorno;
!qué trastorno!

Y que era Alejo el Cangrejo
un despertador muy viejo
que atrasaba con frecuencia;
!qué paciencia!

La jirafa Rafaela
usa gafas de su abuela,
porque desde allá arribota
no ve ni hache ni jota.

Elejére

Carmen Gil

Nací en La Línea de la Concepción (Cádiz-Espana) en 1962. Pasé mi ninez y parte de mi juventud entre temporales de levante y de poniente, y el mar se me metió dentro. Ahora vivo en Aracena, un pueblo serrano de la provincia de Huelva; pero paso largas temporadas en la costa.

Llevo bastantes anos dedicada a la ensenanza y a escribir para ninos. Para ellos, y con ellos, he hecho un poquito de todo: teatro, títeres, cuentacuentos, talleres de danzas del mundo...y !hasta algo de magia! Pero lo que más me gusta es jugar con las palabras; por eso me dedico a escribir poesía.

En un intento de convencer por encantamiento, doy cursos de poesía (CEPs) y charlas sobre animación a la lectura para padres y maestros (Centro Andaluz de las Letras)

He creado la revista digital de Poesía Infantil Cosicosas para todos los países de habla hispana .

Recito mis poemas por colegios y bibliotecas (Circuito Literario de Andalucía- Centro Andaluz de las Letras)

Mis obras de teatro han sido representadas en numerosas ciudades espanolas y en varios países de Latinoamérica.

Publicaciones (17)

-Unos animales muy originales (Colección Caracol, CEDMA)
-!Vaya lata de pirata! ( Editorial CCS)
-!A jugar con los poemas! (Editorial CCS)
-Leer, contar y jugar (Editorial CCS)
-Un fantasma con asma (Kalandraka Editora) (Traducido al gallego)
-La mona Simona (Imaginarium)
-Versos de colores (Colección Ajonjolí, Editorial Hiperión)
-?Por qué bostezamos? (Editorial Parramón)
-?Por qué nos ponemos rojos como tomates? (Editorial Parramón)
-No somos bichos raros (GDR)
-Cuentos mágicos de brujas (Timun Mas) (Traducido al catalán)
Engracia, la princesa sosa (Lumen)
?Por qué nos damos besos? (Parramón) (Traducido al catalán)
?Por qué se nos pone la piel de gallina? (Parramón) (Traducido al catalán) !Cuánto cuento! (Colección Calcetín-Editorial Algar)
Papandujas y zarandajas (Hiperión)

Tengo doce libros más en proceso de edición.

Elejére

Kötelezõ vers 14 év felett 2004/2005.

PABLO NERUDA

Veinte poemas de amor y una canción desesperada

20

PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Elejére

Pablo Neruda

Pablo Neruda, cuyo nombre era Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, nació 12 de julio de 1904 en Parral, Chile, hijo de dona Rosa Basoalto de Reyes y de don José del Carmen Reyes Morales. Su madre muere en agosto de ese mismo ano. Dos anos más tarde, en 1906, la familia se translada a Temuco. Allí su padre se casa en segundas nupcias con dona Trinidad Candia Marverde.

Pablo Neruda ingresa al Liceo de Hombres de Temuco, donde realiza todos sus estudios hasta terminar el sexto ano de humanidades en 1920. En este instituto donde publica sus primeros poemas en el periódico regional La Manana. En 1919 obtiene el tercer premio en los Juegos Florales de Maule con su poema "Nocturno ideal" . A partir de 1920 adopta definitivamente el seudónimo de Pablo Neruda, para sus publicaciones.

Al ano siguiente se radica en Santiago y estudia pedagogía en francés en la Universidad de Chile, donde obtiene el primer premio de la fiesta de la primavera con el poema "La canción de fiesta" , publicado posteriormente en la revista Juventud. En 1922 colabora en la revista Claridad, órgano publicitario oficial de la Federación de Estudiantes. En octubre de ese mismo ano la revista Los Tiempos, de Montevideo, dedica un número a la joven poesía; en él figura Neruda.

En 1923, publica Crepusculario, que es reconocido por escritores como Alone, Raúl Silva Castro y Pedro Prado. Al ano siguiente aparece en Editorial Nascimento sus "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" , en el que todavía se nota una influencia del modernismo.

Posteriormente se manifiesta un propósito de renovación formal de intención vanguardista en tres breves libros publicados en 1926: "El habitante y su esperanza" ; "Anillos" (en colaboración con Tomás Lagos) y "Tentativa del hombre infinito" . En 1927 comienza su extensa carrera diplomática que se extenderá hasta 1940, durante esos anos es es nombrado cónsul en Rangoon (Birmania), en Colombo (Ceilán), en Batavia (Java), en Buenos Aires, Madrid, París, México . En sus múltiples viajes conoce en Buenos Aires a Federico García Lorca y en Barcelona a Rafael Alberti.

Sus tareas consulares no le alejaron de la literatura. En 1935, Manuel Altolaguirre le entrega la dirección a Neruda de la revista Caballo verde para la poesía en la cual es companero de los poetas de la generación del 27. Ese mismo ano aparece la edición madrilena de "Residencia en la tierra" . El estallido de la Guerra Civil Espanola, así como el asesinato de su amigo García Lorca influyen en él y escribe "Espana con el corazón".

Durante 1937 Neruda participa en la conferencia en París sobre Federico García Lorca, en abril de ese mismo ano funda junto con César Vallejo el Grupo Hispanoamericano de Ayuda a Espana y en julio durante el Congreso de las Naciones Americanas; realizado en París, pronuncia un discurso que luego es traducido y editado en francés.

En 1938 se reeditan casi todas sus obras, en ediciones Ercilla, de Chile, y Tor, de Buenos Aires. En este mismo ano muere su padre y su madrastra.

Vuelve a Chile en 1940 donde también se edita en Esperanto "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" por la Editorial Esperantistas Internacionales. Continúa escribiendo el Canto General de Chile, que después sería el Canto General.

Es nombrado en 1941 doctor honoris causa por la Universidad de Michoacán. Tres anos más tarde se publica en Nueva York, edición privada, Selected Poems (poemas de Residencia en la tierra). En Buenos Aires, Veinte poemas de amor y una canción desesperada y Residencia en la tierra, edición Losada.

Durante 1945 es elegido senador de la República por las provincias de Tarapacá y Antofagasta. Obtiene el Premio Nacional de Literatura de su patria y se afilia al Partido Comunista de Chile.

En 1950 publica "Canto General" , texto en que su poesía adopta una intención social, ética y política. En 1952 publica Los versos del capitán y en 1954 "Las uvas y el viento" y "Odas elementales" . En 1958 aparece "Estravagario" con un nuevo cambio en su poesía. En 1965 se le otorga el título de doctor honoris causa en la Universidad de Oxford , Gran Bretana. En octubre de 1971 recibe el Premio Nobel de Literatura.

Muere en Santiago el 23 de septiembre de 1973 . Póstumamente se publicaron sus memorias en 1974, con el título "Confieso que he vivido" . Literario del Liceo de Temuco y prosecretario de la Asociación de Estudiantes de Cautín.

Prepara dos libros: "Las ínsulas extranas" y "Los cansancios infantiles", que no publica. Parte de estos libros integraron "Crepusculario" .

Elejére

     
Felelõs szerkesztõ: Barsi Éva igazgató             Szerkesztõ: Major-Rochlitz Ágnes